AVELLANAS TOSTADAS 50 gr

$1.800

¿Sabías Qué?

Avellanas Tostadas

Las avellanas tostadas pueden resultar muy calóricas, por lo que conviene comerlas con moderación. Esto se debe sobre todo a su riqueza en grasas (65%), pero son muy saludables y se acompañan de muchos otros nutrientes indispensables para la salud.

Abundan en antioxidantes

Destaca la presencia de vitamina E, así como en fitonutrientes: fitoesteroles (especialmente betasitosterol) y protoantocianidinas.

Una ración de 30 gramos de avellanas proporciona el 67% de la vitamina E que se precisa al día.

Son amigas del corazón

Las grasas de la avellana son en su mayor parte monoinsaturadas –principalmente ácido oleico– y poliinsaturadas, con un beneficioso efecto cardioprotector pues favorecen el equilibrio en los niveles de colesterol HDL(bueno) y LDL (malo).

Lactancia y crecimiento

Aportan significativas cantidades de ácido fólico. Esta vitamina del grupo B favorece durante el embarazo el adecuado desarrollo del sistema nervioso del feto. Una ración de 30 gramos de avellanas aporta el 5% de la cantidad diaria recomendada.

 Estas son otras de las situaciones en las que este fruto seco resulta especialmente aconsejable:

  • Sobre esfuerzo físico o mental: debido a su riqueza nutritiva y energética, las avellanas son una muy buena opción para trabajadores manuales, deportistas, estudiantes o cualquier persona que deba realizar un esfuerzo especial.
  • Estreñimiento: contribuyen a regular el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra vegetal.
  • Hipercolesterolemia: sus ácidos grasos elevan el buen colesterol HDL y reducen el LDL o «malo».
  • Antienvejecimiento: la vitamina E y los fitonutrientes de las avellanas tienen propiedades antioxidantes que protegen frente a los radicales libres que dañan las células.
  • Prevención del cáncer: el betasitosterol tiene propiedades anticancerígenas (protege concretamente frente a los cánceres de colon, próstata y mama). También se considera preventiva la antioxidante vitamina E.
  • Anemia: se aconsejan las avellanas gracias a su aporte de hierro y folatos.
  • Diabetes: pueden comerse avellanas sin problemas, al igual que los otros frutos secos, por su bajo contenido en hidratos de carbono. Estos son, además, hidratos de carbono de absorción lenta y se acompañan de abundante fibra.

Otros clientes también vieron