DAMASCO TURCO 100 gr

$1.200

¿Sabías Qué?

Damascos Turcos 

Los damascos turcos son originarios de Smirna, Turquía y se diferencia de la fruta de nuestro país tanto por su color como sabor y tamaño. Esta variedad de damasco se elabora desecándolo de forma natural al sol o bien mediante calor artificial, lo que provoca que su contenido de agua se reduzca de manera brusca, mientras que aumenta su concentración de nutrientes.

Propiedades de los damascos turcos

Es alto en vitaminas como la provitamina A (beta-caroteno), vitamina B3 o niacina y vitamina C en menor cantidad. El caroteno ayuda a prevenir varios tipos de cánceres como el de estómago, pulmón, vesícula, esófago y garganta.

Esto lo convierte en un alimento altamente energético y una opción nutricional muy saludable, con grandes aportes al organismo.

También contiene pectina y celulosa, que facilita el movimiento de los intestinos y combate el estreñimiento. 

Contiene hidratos de carbono simples, fibra y minerales como potasio, magnesio y calcio, por lo que se recomienda especialmente a deportistas y personas que necesitan altas dosis de energía.

Es una gran ayuda para personas afectadas por reuma, artrosis o artritis, ya que des cristaliza, y los resultados de quienes lo consumen son excelentes.

Comer habitualmente damasco turco contribuye a que el organismo esté más saludable, mejore su funcionamiento, controle el sistema nervioso, la piel se vea más tersa, con mejor visión, sedosidad del cabello, y huesos y músculos más firmes.

Beneficios de los damascos

Tienen alto contenido en vitamina A, por lo que resultan adecuados para combatir cualquier tipo de problema en la piel como puede ser los granos. Son ricos en distintos minerales, convirtiéndose en un alimento perfecto para tratar casos de bronquitis, tuberculosis, asma, anemia y bronquitis.

  • Tienen alto contenido en vitamina A, por lo que resultan adecuados para combatir cualquier tipo de problema en la piel como puede ser los granos.
  • Son ricos en distintos minerales, convirtiéndose en un alimento perfecto para tratar casos de bronquitis, tuberculosis, asma, anemia y bronquitis.
  • Cuentan con una sustancia como el licopeno que ayuda en la prevención del cáncer y en distintas enfermedades cardíacas.
  • Contribuye a acabar con los cálculos biliares.
  • Elimina los parásitos intestinales.
  • Consigue proporcionar un mejor funcionamiento del aparato digestivo y del colon debido a las elevadas cantidades de fibra que contiene, sobre todo si se consume con la piel.
  • Es rico en vitaminas, por lo que también ayuda en la prevención del cáncer en los órganos cubiertos por tejido epitelial.

Otros clientes también vieron